31 de julio de 2013

3DJuegos: Impresiones del preview code de PES 2014


Acabamos de tener la oportunidad de pasar las primeras horas con el nuevo PES 2014, y te contamos cómo se siente uno manejando a las principales estrellas del panorama futbolístico esta temporada. Konami ha prometido grandes réditos jugables y tecnológicos para la entrega de este año, en una maniobra que les ha apartado de la próxima generación de videoconsolas con la intención de ofrecer por fin el gran Pro Evolution Soccer que el actual ciclo de máquinas merece y que, por unas razones o por otras, de momento no hemos podido disfrutar. ¿Es el episodio de la temporada 2013-2014 la respuesta a nuestras plegarias? Todavía queda lejos el veredicto, y hasta que no probemos la copia final no tenemos intención alguna de mojarnos.

Lo que sí podemos adelantar es que esta versión de prueba está volcada en los amistosos exclusivamente, donde podemos probar nuestras habilidades en cuatro conjuntos específicos con los que medirnos a la IA. Bayern de Münich, Santos y las selecciones italiana y alemana son las alternativas disponibles, con los clubes sin todavía sus plantillas definitivas, lo que supone que el conjunto bávaro no cuenta con Mario Gotze y sí con Mario Gómez, y que el Santos todavía disfruta en sus filas del crack carioca Neymar. Aspectos plenamente justificables en una beta tan temprana como la que Konami nos ha permitido disfrutar, y que sin duda estarán debidamente actualizados en la copia final.

Evolución

Los primeros minutos con PES 2014 proporcionan sensaciones encontradas. En primer lugar los interfaces de tácticas y alineaciones apenas han cambiado estéticamente con respecto a lo que veíamos en el pasado, lo que supone que volvemos a encontrar esa mecánica de manejar a jugadores y posiciones con la flecha que movemos manualmente a la hora de definirlas, algo que ha dividido a los aficionados desde su implementación hace ya algunos años. Unos lo encuentran muy agradable pero otros, entre los que nos incluimos, lo perciben como algo muy incómodo e incluso no exento de cierta molesta falta de precisión.



Sorteado este inconveniente (o no) ponemos ya las manos sobre los amistosos, que nos permiten ver a los mandos las novedades de este nuevo episodio en lo puramente jugable. No pasaremos ni unos minutos antes de darnos cuenta de que hay un fuerte cambio con respecto a la entrega anterior, los jugadores parecen tener un control algo más preciso sobre el balón que nos permite ser más exactos a la hora de llevar a cabo ese siempre complicado traslado entre nuestros deseos y lo proyectado a través del pad. Nos parece interesante también las nuevas utilidades del stick derecho, que por fin poco a poco va ganando un peso necesario para una de las sagas deportivas que menos aprovechaba la infinidad de botones, palancas y combinaciones de todos ellos de las que disponen los controladores actuales.

Sí es cierto que en los primeros compases, y depende de nuestra configuración, podemos sentir que los jugadores son algo más pesados en cuanto a sus desplazamientos y giros que en entregas precedentes como, precisamente, la anterior. Esto se debe a la decidida apuesta por el realismo que Konami ha puesto en marcha, y que hace que maniobras como la del giro sobre uno mismo o la de las reacciones en el último instante sean bastante más costosas de llevar a cabo, en contraposición a los volteos de PES 2013 donde los futbolistas eran mucho más ligeros. Todo parece tener que ver con el reciente anuncio del acuerdo con Havok para el tratamiento de las físicas y la veracidad de las animaciones de los futbolistas, ahora con una mecánica de colisiones entre ellos mucho más cuidada entre otras novedades que ya iremos desgranando.

Por otra parte también nos ha llamado mucho la atención todo lo que tiene que ver con el nuevo tratamiento del balón parado. De momento no se ha optado por modificar el confuso sistema de lanzamiento de penaltis, que sigue con la cámara en un costado en lugar de optar por una perspectiva mucho más agradable, práctica y cómoda que tuviera la portería en frente. Sí nos ha gustado, por ejemplo, el sistema de amago de lanzamiento del portero con las manos, y también el nuevo procedimiento para el disparo de faltas. Todavía falta mucho tiempo antes de que podamos valorar si aporta algo mejor o peor que lo que teníamos antes, pero la posibilidad de hacernos una idea de dónde mandaremos el balón con una línea discontinua servirá particularmente para aquellos usuarios afanosos por mejorar sus lanzamientos de una forma mucho más cómoda.

Todavía queda tiempo antes de que podamos comenzar a experimentar con mayor profundidad todo lo que tiene que ver con el "Corazón" del juego. Una funcionalidad que según se anunció en su momento puede hacer que la moral interfiera sobre los partidos hasta el punto de hacer cambiar dramáticamente el signo de éstos, ya sea con actuaciones relevantes de nuestras estrellas o por el apoyo del público. Sin embargo sí hemos visto algunas de las variaciones en el aspecto táctico, como las excelentes herramientas para decidir al vuelo los lanzadores de córners, saques de banda o faltas directas. Todo en menús elegantes y remozados que no nos obligan a salir para efectuar los cambios.

En cuanto al aspecto gráfico el producto también ha experimentado netas mejoras. En primer lugar los rostros continúan su progresivo trabajo para asemejarse más y más a las estrellas del mundo del deporte, con cada vez un número mayor de caras renderizadas con mucha exactitud y, asimismo, con un mayor número de polígonos y una mejor calidad de texturas que en el pasado. Quien espere un cambio radical gracias al empleo del FOX Engine seguramente se sienta defraudado, pero quien sepa valorar un salto progresivo y más que notable en elementos como el público, la calidad del césped y el acabado general de los futbolistas disfrutará mucho de este PES 2014. Además hay muchos detalles muy interesantes de las equipaciones como el cuidado vuelo de las camisetas de los deportistas cuando no las llevan metidas dentro del pantalón entre otros detalles, o la mejorada expresividad facial cuando chutan, marcan o sencillamente siguen el balón con la mirada.

Cabe destacar, eso sí, que la beta tenía una cantidad ingente de bugs, algo sin duda atribuible a la condición de versión preview del videojuego. Entre los más llamativos contamos la desaparición de las equipaciones en los partidos entre las dos selecciones, lo que provoca que sobre el césped sólo corran brazos, piernas y cabezas flotando sobre el aire. Problemas menores a estas alturas de desarrollo, puesto que la marca Pro Evolution Soccer contará con defensores y detractores a partes casi iguales, y ha ofrecido episodios de una calidad muy variable, pero nunca ha sido una serie que se caracterice por errores de programación. Así que damos por hecho que todos ellos serán corregidos de cara la versión final.

PES 2014 aparecerá en un momento todavía por determinar del presente año 2013 para PC, Xbox 360, PlayStation 3, PSP y 3DS, presumiblemente entre los meses de septiembre y octubre como es tradición en la serie. Desde ahora hasta entonces a buen seguro tendremos oportunidad de volver a adentrarnos en nuevas versiones de prueba que nos permitan seguir conociendo a fondo cómo ha adaptado Konami su visión del fútbol a esta nueva temporada del deporte rey.

Fuente: 3DJuegos

No hay comentarios.: