16 de septiembre de 2012

Vandal: Análisis de Pro Evolution Soccer 2013 (NOTA 9)


Pro Evolution Soccer 2013 viene pintando cada vez mejor en los últimos meses, tras un primer contacto en el pasado E3 de junio que nos dejó bastante buen sabor de boca. Esa impresión se ha mantenido y acrecentado a medida que probábamos una versión preliminar a principios de julio y, a lo largo el verano, las dos demos lanzadas del juego. Con la versión final en nuestras manos estamos tan contentos como sorprendidos. Konami lanza este año la que es con mucha diferencia la mejor versión de Pro Evolution Soccer de esta generación, lo que no es poco, aunque quizás no sea suficiente para algunos.

La historia es conocida por todos los jugones. Tras deleitar a los seguidores del fútbol durante años con el mejor simulador posible, la entrada de la saga en la nueva generación fue muy accidentada, y año tras año FIFA le fue recortando camino hasta superarlo ampliamente. En las últimas dos ediciones Konami ha hecho grandes progresos, y esta versión 2013 es la que más recuerda a las memorables versiones para PS2 de mediados de la pasada década. Sigue echando en falta un motor gráfico completamente nuevo que han prometido para el año que viene, y todavía le faltan animaciones, pero es un juego de fútbol divertidísimo que nos ha sorprendido muy gratamente.

Un guiño a los aficionados españoles

Como contábamos antes, durante los últimos años PES ha estado a la sombra de FIFA, perdiendo su liderazgo en todos los mercados, pero algunos se han resistido más que otros. Quizás el último bastión de la saga de Konami haya sido el mercado español, donde la serie alcanzó un carácter cuasi-religioso en la época de PS2, y de algún modo la compañía japonesa devuelve este año tanta fidelidad, dedicando más atención al fútbol español que a ninguna otra liga. Aparte de que los mejores equipos del juego sean el Real Madrid, el Barcelona y la Selección Española, la liga española contará con todos sus estadios en el día del lanzamiento ya sea en disco o en DLC (en esta versión final solo faltan Riazor, Balaídos y Nuevo Zorrilla, ya que sus equipos están recién ascendidos), todos los equipos españoles cuentan con su himno cuando saltan a su campo, y se han grabado gritos de ánimo de todas las aficiones de la Liga, desde la de los más grandes hasta la del más humilde. Este nivel de atención a la Liga española es un gran detalle.

Análisis completo en el siguiente link Vandal.
  

No hay comentarios.: