31 de octubre de 2011

Consejos sobre PES 2012: Tiros libres directos


Se podrían escribir libros sobre el tiro libre perfecto pero, en resumen, lo que cuenta es practicar y saber elegir al lanzador.
Aun así, en PES hay algunas reglas generales y sistemas que pueden convertirte en un peligroso experto en saques de falta. Antes de cada partido debes decidir qué jugadores se responsabilizarán de los tiros libres a corta y larga distancia.
Echa un vistazo a la sección Jugadas a balón parado en el menú Formación para saber si tus lanzadores son buenos. Cuando el árbitro pite una falta a tu favor desde una posición prometedora, debes recordar las siguientes reglas.

Tiros libres a corta distancia

Los tiros libres desde una distancia de entre 16 y 24 metros son los más fáciles de convertir. Siempre debes disparar hacia el lado protegido por la barrera porque por el otro lado será más fácil para el portero aunque el disparo sea bueno. Lo mejor es utilizar a un jugador diestro para sacar desde la parte derecha y a uno zurdo desde la izquierda.
De ese modo, el giro del balón irá dirigido hacia el interior de la portería y no hacia el exterior. Lo primero es que el disparo pase por encima de la barrera. Apunta cerca de la portería (a más o menos un jugador de distancia), mueve hacia abajo el joystick derecho (PS3) o el stick derecho (Xbox 360) y carga el disparo hasta la mitad del medidor.
Cuando el medidor haya alcanzado el valor necesario, mueve el joystick izquierdo (o el stick izquierdo) a la derecha o a la izquierda (según desde dónde dispares) para que el balón gire hacia la portería. Mantén pulsado el botón X (el botón A en Xbox 360) para que la trayectoria del disparo sea curva y descienda notablemente en los últimos metros.

Tiros libres a media distancia

A distancias de entre 24 y 30 metros, el enfoque es similar pero, como la trayectoria es más larga, puedes dar más efecto al disparo. Solo tienes que apuntar un poco más cerca de la portería y disparar prácticamente igual que en los saques de falta de entre 16 y 24 metros.
Pulsa el joystick derecho (o el stick derecho) hacia abajo y usa prácticamente la misma energía que en los disparos a corta distancia. Cuando el medidor esté cargado, indica si quieres que el disparo se curve hacia la derecha o hacia la izquierda y pulsa el botón X (o el botón A) para debilitar un poco el disparo. Ten en cuenta que esto no funciona igual con todos los lanzadores.
Si usas a un jugador más delicado pero con menor potencia de disparo, mover el joystick (o el stick) hacia abajo mientras pulsas el botón X (o el botón A), podrías ralentizar demasiado el disparo y ponérselo demasiado fácil al portero. Usa el modo de entrenamiento para ver si tu lanzador lo hace mejor sin pulsar el botón X o sin dar efecto al balón.

Tiros libres a larga distancia

Si disparas desde más de 30 metros, necesitas mucha potencia de disparo. No conviene dar demasiado efecto al balón porque lo ralentiza un poco. Apunta un poco más cerca de la portería y al lado de la barrera, carga el disparo hasta que el medidor esté prácticamente a la mitad y no pulses el botón X (o el botón A) para dar efecto.
Si notas que tu especialista en tiros libres no tiene bastante fuerza, puedes pulsar el joystick izquierdo (o el stick izquierdo) hacia delante y pulsar el triángulo (o el botón Y) para disparar con más potencia. Usa el modo de entrenamiento para ver qué enfoque se adapta mejor a tu lanzador.

Tiros libres indirectos

Sobre los tiros libres indirectos, te recomendamos el vídeo de Maremas de PES-Serbia, donde explica cómo realizar correctamente esta variante del saque de falta.

No hay comentarios.: